Planes de entrenamiento

Nuestra forma de trabajar se basa en que resulte divertido funcionar en equipo.

Para conseguir un entrenamiento satisfactorio para ambas partes es importante que nuestras expectativas sean realistas. Los ejercicios no serán perfectos desde el primer día, ya que muchos de ellos serán nuevos para el perro y, tanto él como nosotros, hemos de aprender a realizarlos y sincronizarnos mutuamente.

Ya durante el proceso de aprendizaje estamos trabajando músculos de su cuerpo, así que debemos ser pacientes y respetuosos. Dichos ejercicios serán la base del plan de trabajo y nuestra forma de trabajar se basa en que resulte divertido funcionar en equipo.

Estos programas de entrenamiento son personalizados para cada perro, según edad, deporte/actividad y forma física del perro. La progresión de los ejercicios será aproximadamente cada 6 o 8 semanas, según las sesiones de trabajo o la implicación del “equipo”.